3 problemas que los ortopedistas atienden en los niños

Hospital de especialidades

Conforme los niños van creciendo y desarrollándose pueden existir alteraciones en la postura, asimetrías en las extremidades o malformaciones que podrían ser procedentes de enfermedades ortopédicas, como tener los pies planos o hacia adentro, tener las piernas arqueadas, caminar con los dedos de los pies, entre otras cosas. Es por eso que es muy importante que a medida que un niño crezca se le preste la atención adecuada para poder detectar si presenta problemas a la hora de caminar, y de ser así que estos puedan corregirse lo más pronto posible acudiendo con un especialista.

Para que un niño tenga un buen crecimiento es importante acudir a un Ortopedista Pediátrico, aún más si el niño presenta problemas para caminar.

No existe una edad ideal para una valoración ortopédica, los papás son los que deben notar primero que su hijo no se encuentra bien de los pies, y además este problema debe persistir por más de 6 meses después de que comienza a caminar, algunos de los indicios que suelen presentarse es que camine cojeando, que las extremidades presenten una angulación diferente a la normal, ya sea en una o en ambas extremidades, y apenas se distinga esto debe llevarse de inmediato con un ortopedista pediatra.

Algunos de los problemas más frecuentes que atienden los médicos ortopedistas en la infancia son:

  1. Pie plano

El pie plano es uno de los principales problemas ortopédicos, es importante conocer que la mayoría de los bebés nacen con los pies planos y a medida que crecen el arco aumenta, pero es cuando el arco no se desarrolla por completo que se trata de un pie plano, hasta que un niño no tiene 6 años de edad no puede saberse con seguridad si necesitará de algún calzado especial, ya que aún el pie continua desarrollándose; cuando este problema provoca dólar al niño se debe utilizar plantillas correctoras o apoyos especiales para el arco dentro del zapato. Para poder detectar si un niño sufre de pie plano se pueden observar como los tobillos parecen torcerse hacia adentro.

  1. Asimetría de extremidades o dismetría

Cuando un niño presenta una asimetría en las piernas suele ser notoria, ya que existe una diferencia en la longitud que suele ser de más de un centímetro entre una pierna y otra, esto es lo que ocasiona que se cojee al caminar y se presenten cambios en la alineación de la columna y la pelvis. El médico ortopedista pediátrico debe mantener en vigilancia el crecimiento del niño que presente este problema, debe realizar mediciones tanto de la talla como de los segmentos del cuerpo, además se debe detectar si existen alteraciones al caminar y revisar la alineación de la columna.

  1. Pies varos o piernas en x

Cuando las piernas tienen una angulación hacia afuera o hacia adentro de las rodillas, los niños presentan piernas torcidas, en el caso de los pies varos cuando los bebés comienzan a caminar entre sus 8 y 15 meses de edad, este problema se hace presente aunque no supone un inconveniente para caminar, correr o practicar deportes, no se recomienda ningún tratamiento porque suele desaparecer de manera natural en la adolescencia, cuando se adquiere un mayor control y coordinación musculares. Cuando los niños tiene entre 3 y 6 años pueden tener las piernas en X, aunque de manera moderada, no suele requerirse de algún tratamiento ya que las piernas se alinean de manera natural a medida que el niño crece, pero si el problema se encuentra muy pronunciado pueden necesitar tratamiento individualizado.

Hospital de especialidades médicas en Cancún

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribers