Cirugías más comunes realizadas por un otorrinolaringólogo

Médicos especialistas

Seguramente en algún momento habrás escuchado hablar acerca del otorrinolaringólogo, difícil de pronunciar y recordar adecuadamente, pero que al igual que los demás médicos su labor médica tiene una gran importancia, este médico se encuentra especializado en las enfermedades de la cabeza y del cuello, al referirnos a la cabeza hablamos en lo que está dentro de ella, como la garganta, la nariz y los oídos.

La palabra “otorrinolaringólogo” está compuesta de tres términos griegos y uno latino. Oto-oído, rino-nariz, larin-laringe, gólogo-persona que se dedica a esta ciencia.

Un otorrinolaringólogo puede llevar a cabo, un gran número de técnicas quirúrgicas para tratar las enfermedades del oído, nariz, senos paranasales, faringe, laringe, cuello, tiroides, glándulas salivares, de la tráquea y esófago, así como una cirugía estética de la cara, siempre y cuando se encuentre agotado o descartado el tratamiento farmacológico o rehabilitador.

Las cirugías más comunes realizadas por un otorrinolaringólogo son:

  • Amigadalectomía o extirpación de las anginas

Las amígdalas son glándulas que se encuentran en la parte posterior de la garganta, pero cuando se enferman pueden inhabilitar completamente por un par de días y cuando el problema persiste, es necesario cortar por lo sano, es decir extirpar. Esta cirugía por lo regular suele realizarse a los niños, mientras se encuentra en anestesia general, para que pueda estar dormido y no sienta dolor.

Para llevar a cabo este procedimiento el cirujano introduce una herramienta para mantener la boca abierta y procede a cortar, extirpar las amígdalas, las heridas que se producen sanan naturalmente, y los niños pueden irse a casa unas horas después de la cirugía, cuando despiertan y pueden toser, respirar y tragar saliva fácilmente.

  • Adenoidectomía o extirpación de las vegetaciones

Las glándulas adenoides se encuentran detrás de la nariz por encima del paladar en la nasofaringe, cuando respira el aire pasa sobre estas glándulas, por lo general las adenoides se extirpan al mismo tiempo que las amígdalas, por lo que la cirugía también suele realizarse en niños.

El procedimiento es parecido al de la extirpación de las amígdalas, se anestesia de manera general al niño para que no sienta dolor alguno, se coloca la herramienta para mantener la boca abierta y se procede a la extirpación de las glándulas adenoides con una cureta o una herramienta que pueda cortar el tejido blando, para detener el sangrado se pueden recurrir a otros métodos como la electrocauterización o utilizar una compresa para controlar el sangrado, y de igual manera los niños pueden irse a casa horas después de la cirugía cuando despiertan y pueden toser, respirar y tragar saliva con facilidad.

  • Colocación de drenajes transtimpánicos

La colocación de drenajes transtimpánicos se realiza cuando existe una otitis serosa, es decir que hay líquido en el oído medio, que produce una dificultad para transmitir el sonido adecuadamente, lo que ocasiona que un niño no escuche bien, y si la situación se mantiene por mucho tiempo los oídos pueden perjudicarse de forma definitiva.

El procedimiento se lleva a cabo estando bajo anestesia general y utilizando un microscopio, se realizará una incisión en la membrana timpánica para que pueda aspirarse el contenido mucoso del oído medio y colocar el drenaje en el tímpano para evitar su cierre espontáneo.  

Hospital de especialidades médicas en Cancún

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribers